En marcha el programa ‘A flote’ de ayuda a personas en situación de exclusión

La Concellería de Xustiza Social e Coidados ha firmado con la Fundación Emalcsa el convenio de colaboración que permite la puesta en marcha del programa de intervención social A flote, con el objetivo de prestar ayuda inmediata “a personas en situación o riesgo de exclusión que precisan recursos de apoyo con carácter urgente, puntual y transitorio, en situaciones en las que no existe otro medio de intervención pública normalizado”. Tal y como informa la concejala de Xustiza Social e Coidados, Silvia Cameán, el protocolo firmado sirve para impulsar este programa, que estará vigente hasta final de año, y que consiste en una prestación para situaciones de emergencia social, “dirigida a evitar casos de desprotección en los que no sea posible la intervención desde los servicios sociales”. “Con este programa, el Ayuntamiento también podrá dar respuesta a aquellas personas migrantes que no tienen regularizada su situación”, explicó la responsable municipal. El convenio contempla para este año un presupuesto mínimo de 80.000 euros, que la Fundación Emalcsa aporta para el pago de esta prestación.

“Con este convenio intentamos llegar a más familias para resolver situaciones de exclusión e impulsamos el carácter social de la Fundación Emalcsa“, destaca la responsable municipal, quien indica que el Ayuntamiento, a través de la Concellería de Xustiza Social e Coidados será el encargado de elegir las personas beneficiarias de esta prestación y realizar la propuesta de pago, que irá acompañada del correspondiente informe social, en el que quede justificada la situación de urgente necesidad y la imposibilidad de atenderla mediante otros recursos normalizados. Los servicios sociales municipales también propondrán la cuantía de pago que se propone, el destino específico y la forma, así como la puesta en marcha de medidas complementarias de inserción social. “Nuestro objetivo siempre que damos una prestación es dar las herramientas necesarias a la persona beneficiaria para que deje de serlo, por lo que desde Xustiza Social, en colaboración con la Fundación Emalcsa, haremos un seguimiento del itinerario de inserción a través de una comisión paritaria que, entre otras funciones, será la encargada de diseñar las medidas para conseguir los fines sociales que persiguen estas ayudas”, subraya la edil.

“Este Gobierno local sabe que las instituciones deben ser herramientas para ayudar a todas las personas. Este convenio se concibe como un instrumento más de intervención social con la finalidad de lograr la plena inserción de las personas beneficiarias”, explica la concejala Cameán.